Cuando aprendimos juntos

Como queremos hacer todos habitualmente, pero yo hoy de forma consciente y explícita, trataré de sacar algo del corazón intentando no caer en lo de siempre.

Echando la mirada hacia atrás, en la frontera de concluir mi formación como profesor de Feldenkrais, podría decir que este método me cambió la vida... pero, sinceramente, no es así. La vida me cambió mucho antes, por otras circunstancias; continuó cambiando en estos últimos cuatro años, por muchos motivos que no sólo fueron recibir un curso, y espero que me siga cambiando en adelante (no se si me arriesgo a decir “siempre”, no vaya a ser que cambie en mi necesidad de cambiar, jejeje)
Lo que sí puedo afirmar es que muchos aspectos y visiones que se me propusieron como propios de Feldenkrais, han encajado de tal manera en mi que parece que siempre estuvieron allí, esperando a ser descubiertos; y quizá, realmente, sea así.

Tampoco quiero ponerme a recordar a todas las personas, con nombres y apellidos, que han sido importantes en este tiempo. Es seguro que me olvidaría de alguien, así que no quiero caer en esa pequeña injusticia. Tú que estás leyendo, toma para ti una parte de esa importancia, porque seguro que la has tenido.

Pero sí que querría, sincera y humildemente, agradecer y recordar a mucha gente, anónima, que erróneamente suele asumir un papel pasivo y supuestamente secundario.


Quiero traer a todas las personas que han venido en estos años a tumbarse en el suelo o en la camilla.

- A quien ya me conocía y, ante el cambio en mi forma de trabajar, decidió quedarse a experimentar por qué las sesiones se llenaban de movimientos pequeños, suaves y respetuosos.

- A quien sintió que esa nueva forma de trabajar no le encajaba y decidió irse. Es probable que al principio me doliese, pero hoy reflexiono y comprendo que para cada persona hay diferentes caminos y es más sabio despedirse con un afectuoso “ojalá te vaya bien”

- A quien se sintió mejor y mejor, una clase detrás de otra y me animó a seguir en esto, que parecía funcionar.

- A quien no encontró nada nuevo, ni la más mínima mejoría. Esto no es magia y tuve que profundizar más y más ante cada reto y aparente fracaso.

- Y de antemano, a quien vendrá y recogerá el fruto de tantas vivencias, resumidas de la mejor forma que se pueda...

Por muchos motivos, este proceso no habría sido posible sin ti.

Mi más sincero agradecimiento y reconocimiento.

Escribir comentario

Comentarios: 2
  • #1

    MAMEN (martes, 30 septiembre 2014 00:30)

    Magníficas palabras, qué bellamente plasmado tu sentir, con cuanta claridad he captado cómo te sientes, y te envidio. Me atrevo a tomar para mi, con agradecimiento, "una parte de esa importancia". Felicidades por el camino escogido y por el camino recorrido. Buenaventura para el camino que vas a recorrer.

  • #2

    vivirenmovimiento (lunes, 12 diciembre 2016 23:51)

    Mamen...
    Estoy en pleno proceso de remodelar la página y estaba dando una vuelta al blog.
    Con mucha emoción vuelvo a leer lo que escribí hace poco más de dos años, tomo conciencia del camino recorrido y todo lo que he aprendido en este tiempo.
    Muchas gracias a todos los cómplices en esta aventura, alumnos, estudiantes de las formaciones, formadores, maestros de cualquier otra locura o proceso en que me meto.
    Seguimos aprendiendo juntos

Horarios

CLASES ATM

 

Martes ·      10:00 a 11:00

Martes ·      19:15 a 20:15

Miércoles · 10:30 a 11:30

Miércoles · 17:30 a 18:30

Jueves .     17:30 a 19:00

 

Otros horarios posibles en función de las necesidades de los alumnos.


SESIONES PRIVADAS DE INTEGRACIÓN FUNCIONAL  (Cita Previa)

 

T · 676 380 472

info@vivirenmovimiento.com

 


Para cualquier servicio personalizado o para tu empresa, no dudes en contactar conmigo. 


Imágenes cortesía de: © International Feldenkrais® Federation Archive.

© International Feldenkrais® Federation Archive, Jerry Karzen.

© International Feldenkrais® Federation Archive, Bob Knighton.

© International Feldenkrais® Federation Archive, Robert Golden.

Jota Llorente.

Raúl Bartolomé.